Hacer Comunidad
Registrate



General | Viernes, 27 de Mayo de 2011 17:55
Charla sobre hipertensión arterial 30 de mayo
Dentro del ciclo de charlas abiertas a la comunidad para la prevención de enfermedades, que se lleva a cabo los últimos lunes de cada mes, a las 18.45hs. en el Aula Magna del Instituto Municipal de Rehabilitación “Dr. Anselmo Marini”, Av. Maipú 3075, Olivos.

La Dirección General de Discapacidad, dependiente de la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de Vicente López, junto al Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, continuará su ciclo de charlas abiertas a la comunidad, con la intención de aportar información que contribuya a la prevención de distintas enfermedades, con participación libre y gratuita.

En esta ocasión, el lunes 30 de mayo, a las 18.45, se abordará el tema de la Hipertensión arterial como factor de riesgo: “Mi presión es nerviosa”, creencia o realidad, y estará a cargo del Dr. Alberto Villamil.

La hipertensión arterial (HTA) es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea en las arterias. Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, una presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg, están asociadas con un aumento medible del riesgo de aterosclerosis y por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente significativa.[1]

La hipertensión arterial se asocia a tasas de morbilidad y mortalidad considerablemente elevadas, por lo que se considera uno de los problemas más importantes de salud pública, especialmente en los países desarrollados, afectando a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. La hipertensión es una enfermedad asintomática y fácil de detectar; sin embargo, cursa con complicaciones graves y letales si no se trata a tiempo. La hipertensión crónica es el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, así como para la enfermedad cerebrovascular y renal.[2]

La hipertensión arterial, de manera silente, produce cambios en el flujo sanguíneo, a nivel macro y microvascular, causados a su vez por disfunción de la capa interna de los vasos sanguíneos y el remodelado de la pared de las arteriolas de resistencia, que son las responsables de mantener el tono vascular periférico. Muchos de estos cambios anteceden en el tiempo a la elevación de la presión arterial y producen lesiones orgánicas específicas.

Compartilo:
 
 
 
 
 
 
 
No tiene comentarios

Dejá tu comentario:
Nombre:
E-Mail:
Comentario:

»

Publicar tus necesidades y/o ofrecerte como voluntario en la sección Clasificados Solidarios.


»

Publicar tus eventos, en la sección Agenda.


»

Escribir notas sobre temas sociales en la sección Tus Notas.


»

Conocer distintas iniciativas de organizaciones sociales.