Hacer Comunidad
Registrate



General | Jueves, 13 de Diciembre de 2012 14:06
La Colifata, un medio de comunicación entre los “locos” y la comunidad
Alfredo Olivera, fundador y director de “LT 22 Radio La Colifata”, primera radio en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico, relató su experiencia y posibilitó una transmisión directa desde Buenos Aires en las jornadas del Día del Emprendedor Social 2012, organizadas por Socialnest.

Cuando me lo presentaron, no me pareció estar frente a un psicólogo reconocido en todo el mundo, y lejos estaba del egocentrismo con el que suelen caracterizar a los argentinos. Por el contrario, me pareció muy cercano, y sentí como si fuéramos viejos amigos que se encuentran después de mucho tiempo. Tal vez esa cercanía se debía al hecho de encontrarnos dos compatriotas lejos de nuestro país. Aunque lo más probable es que es una característica propia de su personalidad.


Se trata de Alfredo Olivera, psicólogo, fundador y director de “LT 22 Radio La Colifata”, la radio de los internos del hospital Borda, primera radio en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico.


Muchos conocen a La Colifata por la publicidad de “Aquarius”, pero tal vez la mayoría todavía piensa que es un producto de la creatividad de la agencia. En la realidad, todo empezó cuando Alfredo era estudiante de psicología, y un conocido le ofreció hacer un programa de radio sobre los internos en el hospital neuropsiquiátrico, donde hacía unas prácticas.


Alfredo Olivera resume los inicios del proyecto que nació hace 21 años -y que hoy es un programa internacionalmente conocido- como “un encadenamiento de hechos culminan en la Colifata”.


Relató su experiencia frente a los asistentes del Día del Emprendedor Social, organizado por Socialnest y que se llevó a cabo en Enguera (Valencia) a fines de noviembre. “El programa empieza como una columna que no tenía nombre, y, gracias a que no teníamos dinero, se hacía una especie de chasqui, que iba generando una serie de situaciones que contribuyeron a transformar lo imprevisto en una posibilidad de trabajo”.


De a poco, el proyecto fue tomando forma hasta convertirse en lo que es hoy: un espacio donde "los locos" crean lazos con la sociedad, y viceversa. "Empecé a observar que la enfermedad mental no era sólo un problema psíquico, sino también social", explica. "Por eso pensé la radio como un intento de eliminar tanto los límites físicos del hospital, como los que imponen los prejuicios que se generan alrededor de la locura". Un medio de comunicación entre sectores de la comunidad que vive marginada con otros sectores de la comunidad que vive “normalmente”.

 

El origen del nombre merece un párrafo aparte. Para Olivera se podía haber elegido un nombre “políticamente correcto”, sin embargo los oyentes votaron un nombre que hace alusión directa a la locura (colifato viene del lunfardo porteño y significa loco), y “tal vez con otro nombre no hubiera tenido el impacto que tuvo”.


Con el tiempo, la radio fue adquiriendo cada vez más relevancia, gracias al aporte de Francis Ford Coppola, que visitó la radio y rodó una película en el hospital Borda. En España sobre todo porque El Canto del Loco o Mano Chau les dedicaron sendos CD, o simplemente por la publicidad de la bebida refrescante.


Por todo esto Alfredo Olivera alentó a los participantes del encuentro “estar atentos a las oportunidades, que se generan a partir de un pequeño hecho”.


La intervención de Alfredo en el Día del emprendedor social 2012 se transformó en una experiencia única, ya que los asistentes tuvimos la ocasión incluso de participar en directo en el programa de radio La Colifata que se emite en vivo todos los sábados.


Se realizó una conexión muy interesante. Éramos audiencia y parte de la transmisión al mismo tiempo. Uno de los “colifatos” anunció que están creando una asociación, “Desengañados de los normales”, y quieren presentarla al premio nobel de la paz.


Ante una pregunta de los emprendedores a los “colifatos” acerca de si la radio les hace independientes, respondieron que “el micrófono nos ayuda a no tener miedo, porque nosotros crecimos en el miedo, teniendo miedo a todo y la radio nos ayudó a perder el miedo, a ser libres. La libertad hay que saberla vivir”.


“La radio no surgió para decirle a nadie lo que tiene que decir ni cómo tiene que comportarse, sino para plantear situaciones para hablar de las dificultades”, explicó Alfredo. El uso de la radio en el tratamiento de los pacientes viene dando excelentes resultados en cuanto a la socialización de los que dejan el hospital. El impacto del proyecto en estos más de 20 años de funcionamiento se vislumbra a través del externamiento de internos. El 35% de los que participan en la radio, salían del internamiento y se reintegraban en la sociedad.


Para su fundador, La Colifata “levanta puentes donde hay muros” a través de la práctica de radio que se genera cada sábado entre internos, visitantes y oyentes. Es una base importante en el tratamiento de los pacientes de cara a su reinserción en la vida puertas afuera del hospital. Los múltiples premios y reconocimientos que ha recibido la radio dan prueba fehaciente de ese efecto transformador.


Este espacio radiofónico permite a los internados del hospital psiquiátrico experimentar la radio como una realidad, no como un juego. “No es un taller que sirve como excusa para lo terapéutico, ni un espacio para recuperar habilidades cognitivas. La radio, por definición, está destinada a un otro, entonces genera un lazo… Eso es una de las cosas más maravillosas de La Colifata, la gente la escucha no porque haya tomado conciencia social, sino porque tiene ganas de escucharla. Además, los oyentes tienen una relación de mucha cercanía, mucho cariño con los pacientes que participan”.


La expansión de La Colifata excedió ampliamente las fronteras argentinas y, de hecho, existen experiencias similares en Francia, España, Italia, Suecia, Costa Rica, Uruguay, Portugal, Canadá y un largo etcétera, y con vistas a extenderse a otros. De hecho, Olivera reside actualmente en Paris, donde trabaja como jefe del “Servicio de acompañamiento para la vida Social” de la Asociación Elan Retrouvê, como director de Radio Citron y parte del equipo de dirección de Radio La Colifata; y como supervisor de  “Radio Abierta” de México dependiente de la Universidad Autónoma de México; y de Radio “Senza muri” de Italia.


No obstante, y a pesar de la proyección y la repercusión que ha tenido y tiene La Colifata, Alfredo Olivera se lamenta de que muchas veces no tenían para pagar la luz de la oficina. “Después de dos décadas de venir desarrollando este proyecto que dio muestras de su utilidad, el financiamiento, aunque parezca mentira, sigue siendo un problema”. Se siente feliz por haber logrado tantas cosas, pero por otra parte, “me entristece la poca atención que recibe la salud mental, la dificultad económica que tenemos para mantener el proyecto, y el estado de deterioro que vive el Borda".

Compartilo:
 
 
 
 
 
 
 
No tiene comentarios

Dejá tu comentario:
Nombre:
E-Mail:
Comentario:

»

Publicar tus necesidades y/o ofrecerte como voluntario en la sección Clasificados Solidarios.


»

Publicar tus eventos, en la sección Agenda.


»

Escribir notas sobre temas sociales en la sección Tus Notas.


»

Conocer distintas iniciativas de organizaciones sociales.