Hacer Comunidad
Registrate



General | Viernes, 13 de Agosto de 2010 17:49
EL DECÁLOGO DEL BUEN VECINO SE REPARTIÓ EN LA CIUDAD
Daniel Lipovetzky, Secretario de Inclusión y Derechos Humanos de la Ciudad junto a los alumnos de Balvanera.

El Secretario de Inclusión y Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad, Daniel Lipovetzk y los alumnos del 1º año del Instituto Corazón de Jesús recorrieron el barrio de Balvanera y le entregaron a los porteños el “Decálogo del buen vecino”.

Con el fin de promover valores que mejoren la convivencia vecinal, el respeto de las normas y el cuidado del espacio público, el Programa Construcción Ciudadana, dependiente de la Secretaría de Inclusión y Derechos Humanos de la Ciudad, confeccionó junto a los alumnos del 1º año del Instituto Corazón de Jesús, y de 7º grado de la Escuela Nº 6 del Distrito Escolar 6 “Dr. Guillermo Correa”, y al CGPC 3 de los barrios de Balvanera y San Cristóbal, el “Decálogo del buen vecino”.

Daniel Lipovetzky, Secretario de Inclusión y Derechos Humanos de la Ciudad, comentó en relación a estas diez recomendaciones, que “para optimizar nuestra calidad de vida y progresar cada día como sociedad, debemos originar actividades que promuevan el respeto, la tolerancia, la solidaridad y la inclusión. Desde esta Secretaría fomentamos la convivencia y el cuidado del espacio público a través de la firma de los Compromisos Comunitarios en las plazas porteñas”. Sobre esta iniciativa en particular, Lipovetzky sostuvo que “nos parece inmejorable que sean los niños los que nos señalen el camino a seguir para lograr una sociedad más madura. Nosotros como adultos tenemos la obligación de dejarles a los niños un futuro mejor y bajo esta premisa, invitamos a todos los ciudadanos a seguir el “Decálogo del buen vecino”.

Creemos que ser un buen vecino consiste en:

Respetar las opiniones y el libre pensamiento de todos y todas.

Dialogar con serenidad en situaciones de desacuerdo.

Respetar las normas de convivencia.

Cuidar el espacio público, tirando los papeles en el cesto, juntando los desechos de nuestras mascotas, cuidando los monumentos.

Ser solidario con nuestros vecinos, por ejemplo, dando un lugar en el colectivo a personas con discapacidad, embarazadas, etc.

Ser responsables en nuestras acciones en pos del bien común, por ejemplo, pagando las expensas a tiempo.

Respetar las normas de tránsito, cruzando la calle, cuando el semáforo lo indica, manejando a la velocidad permitida, utilizando casco y cinturón de seguridad.

Cumplir con nuestra responsabilidad de asistir y de participar de las asambleas de consorcio.

Ser tolerante ante la adversidad.

“Uno de los grandes tesoros de un país, es el que tenga personas virtuosas que sean amables con sus vecinos”. Proverbio chino.
Compartilo:
 
 
 
 
 
 
 
No tiene comentarios

Dejá tu comentario:
Nombre:
E-Mail:
Comentario:

»

Publicar tus necesidades y/o ofrecerte como voluntario en la sección Clasificados Solidarios.


»

Publicar tus eventos, en la sección Agenda.


»

Escribir notas sobre temas sociales en la sección Tus Notas.


»

Conocer distintas iniciativas de organizaciones sociales.